El Castillo de Íscar

Cómo influye el Castillo en nuestras recetas

 Nuestra segunda fermentación se hace en una sala del castillo. Sus muros de piedra de más de 2 metros de espesor condicionan la temperatura de la sala. Tenemos unos 7 grados en invierno y unos 20 grados en verano de forma natural. Es así como el castillo influye en nuestras recetas. Empleamos levaduras lager en los lotes de invierno y ale en los de verano.

La primera mención escrita de Íscar data del año 939, cuando se relata el paso de las tropas de Abderramán III para destruir los primeros asentamientos cristianos al sur del Duero. La repoblación cristiana de Íscar tendrá lugar en 1086, por Alfonso VI, monarca que encomendó la tarea de asentar población a Álvar Fáñez de Minaya.

El actual castillo, recientemente restaurado por el Ayuntamiento de Íscar, se alza sobre las ruinas de anteriores fortalezas y ofrece una vistas magníficas de Íscar y de la Tierra de Pinares. La parte más antigua conservada fue construida probablemente a finales del siglo XIII. Un simple paseo por su Patio de Armas de más de 2.000 metros cuadrados hará que su imaginación viaje a otras épocas en las que este Castillo era el símbolo protector de la población de esta comarca.